Formación

Coach personal, Inteligencia emocional, PNL y Constelaciones transpersonales.

Motivadora de nacimiento.

Inspiradora de Sueños por naturaleza.

Oradora del sentir del corazón por vocación.

Escritora hacia los talentos que nos vuelven a la vida.

REIKI 

Flores de Bach

 

Bienvenida

 

Sean bienvenidos y bienvenidas a este lugar de encuentro con el SER donde vas a regalarte un espacio ideado para enriquecer la conexión con tu Corazón, el que sabe lo que le hace vibrar alto y con ello una energía vital en el entusiasmo de vida, en el camino de los sueños, en la salud que se fomenta desde una buena actitud y ánimo constante.

 

Nuestra dinámica fundamental será facilitar el diálogo con el ser interno que descuidamos fácilmente en la vorágine de pensamientos que van y vienen. Utilizaremos nuestra creatividad para dejar salir el "sentir" a través de la música, los colores, la meditación, las visualizaciones creativas, la respiración consciente, la transformación de nuestros pensamientos negativos en unos que sean amables y positivos, consiguiendo así el entrenamiento del Alma.

 

Impulsar al Corazón parte desde la consciencia de que somos merecedores de alcanzar estados que nos hagan sentir ilusionados y enamorados de cada cosa que hacemos y decidimos.

 

Mi aporte se basa en la historia personal que ha transformado mi vida y la firme convicción de que caminando juntos es mejor que solos.

 

 

Allí donde sea que el corazón te lleve, está la enseñanza que te permitirá alegrarte de estar VIVO. 

Algo sobre mi:

 

Voy a contarte un poco sobre mi, así podrás empatizar a través de estas líneas con la confianza que me ha dado el trabajo continuo con el Ser y el reencuentro de mis valores, mis talentos, pero sobre todo, mi ánimo de vida. Que por cierto, parece que está en todo el que cree en sus propias posibilidades y las manos amigas que ayudan por el camino.

 

Posiblemente esa sea la mejor enseñanza que pueda compartir hacia tu corazón, la certeza de que todas las vías te llevan al trabajo del autoconocimiento continuo y por qué no, a la liberación de todas esas viejas creencias y prejuicios que sin querer y pretenderlo, te hicieron perder la naturaleza de tu propio baile.

 

Todo empezó con un aparente problema digestivo y un estado de alarma desmesurado por la emoción del miedo que empezó a gobernar hasta convertirse en estados de pánicos severos y aprensiones que me hicieron perder literalmente de la alegría que constituía mi vida.

 

Fue justamente ese estado cruel de tristeza y sin sentido, lo que hizo ponerme en la marcha de soluciones y respuestas que sin saberlo irían llegando con el tiempo, en ese momento solo era capaz de percibir una muerte lenta y vacía, pero sí con la energía que te da un enamoramiento de vida y una actitud de grito hacia la vida pidiendo ayuda.

 

Se preguntaran como un “simple problema digestivo” me ha traído hasta este momento en que puedo compartirles un poco de esa consciencia que me encontré, sí, la que todos llevamos y ni le saludamos, sí, hablamos de esa que siente las corazonadas y canta cuando le atienden.

 

He pasado por las enseñanzas de un maestro indio y la divina apertura de la meditación, la oración como mantra y apaciguamiento mental, ejercicios de yoga psicofísicos y decenas de charlas sobre la ciencia ayurvédica.

 

Visite la consulta de una psicóloga que me hizo entender la terminología de la ansiedad, la comprensión de saber que no es peligrosa cuando eres consciente de ella, me dió el aliento que necesite por aquel tiempo para mantenerme en mi trabajo donde habían ocurrido el epicentro de mis vertiginosos episodios de ansiedad y desmoronamiento. Lo cierto es que llegó el día en que ella ya no pudo dar respuestas a mi interminable lista de miedos que cada día se hacia mas grande.

 

Continuaba así con las enseñanzas del maestro indio y parecía que sin saberlo, me mantenían con un poco de energía vital para acarrear con todo el panorama, (en ese tiempo desconocía que el fin de todo ello, era acercarme a la sabiduría del corazón).

 

Como mi sed de bienestar inmediato era mi desesperación, me encontré también en la consulta de un entrañable amigo consagrado a la medicina china y el arte de curar con las agujas, mi estado digestivo cada vez iba de mal en peor, mi lista de miedos convertidos en pánicos me habían paralizado por completo, más de 35 intolerancias, unos 8 kilos menos de peso y un vacío que cada día se iba haciendo más grande. Aquella consulta como todo lo que venía ocurriendo, era un regalo tras regalo (me imagino que es la fuerza de atracción que tiene el Ser que te rescata de la confusión humana). Sucedió, aquella terapia marcó un antes y un después en mi vida, por primera vez alguien me habló de la emoción - órgano, me di cuenta de cómo nuestra propia ignorancia puede alejarnos de grandes sabidurías y con ello, la comprensión de una simple relación humana tóxica y sus consecuencias. Ahí, en ese momento, posiblemente se abrió una gran puerta de mi intelecto deseoso por saber más y más, y por supuesto, por encontrar respuestas y soluciones a un malestar físico, mental, emocional y cualquier cuerpo que quieras atribuir.

 

Había pasado poco tiempo cuando mi necesidad de saber más de lo que me estaba ocurriendo me pedía solicitar más ayuda, así fue como llegué a la bendecida consulta del REIKI, jamás había escuchado hablar de esto, solo sabía por aquel entonces que mi enamoramiento de vida me mantenía en pie, una actitud y un ánimo que proclamó a día de hoy. Hablando de talentos y dones reencontrados, empecé a toparme con mi natural lenguaje positivo lleno de fe y mirada a lo alto, posiblemente o más bien seguramente,en la recuperación entera de mi Ser, de un alma que me fue convirtiendo en peregrina en mi propia ciudad, en búsqueda de mi Alegría perdida y mi Amor por la vida.

 

Supe en un tiempo que ya no era la misma, tras mi peregrinación al Camino de Santiago era imposible no escuchar al corazón que poco a poco iba despertando. No sabía cómo dejar un trabajo aparentemente estable, fijo y en la mismísima zona de confort. Ahí está la riqueza del Soñador, a la que ni siquiera puede atribuirse para sí sola, pues el Universo es un país extenso de cosas alcanzables, pero sobre todo, de escucha con cada latir del corazón que persigue su anhelo.

 

Todo se dio y di el salto al vació, (créanme, muchas veces pensé en haberme equivocado, de haber sabido los duros 3 años que venían por delante, la valentía no hubiese salido). Emociones que me envolvían en la oscuridad más profunda y una soledad que me penetraba cada día más por todas las calles por las que anduve buscando respuestas, eso sí, con una gran historia detrás; mi gran amigo y aliado “café sanador”. Me gustaría poder contarles en algún momento de su fidelidad y hasta donde me llevó. Les anticipo que conoció de cerca una gran depresión que no pudo con mis conversaciones con el Ser, el me rescato momento a momento, diálogo a diálogo. ¿Puedes entonces amigo, ponerte por un momento en la importancia de la conversación con tu Alma, con tu corazón, con tu Ser o Interior?. Todas esas palabras solo unifican las respuestas y los caminos que están hechos para ti.

 

En ese revolcón emocional empecé a conocer la gran sanación holística a través del sistema de las Flores de Bach. Casi durante 4 años las he estudiado de cerca y en su profundidad. Gracias a ellas, me atrevo a volver a reiterar la importancia de abrir nuestras mentes a grandes sabidurías que nos llevan a grandes comprensiones y con ello, a mejores estados de Consciencia.

 

En este huracán que viví del despertar del Ser, me ayudó en gran medida, un curso que hice sobre el entrenamiento para la Nueva Consciencia, un aprendizaje diminuto de la observación de personaje, ego o como quieras llamarle. Un trabajo de observación que he realizado durante años para llegar aunque fuese un poco a mi corazón y a la comprensión de cada uno de mis miedos que se fueron quedando lentamente y trabajosamente atrás.

 

Ha sido realmente brillante cada cosa que me ha traído hasta aquí. Bastante recuperada y vuelta la vida, por primera vez tomaba una decisión en coherencia con mi vocación hacia la palabra, decidí estudiar Coaching, imaginé que por fin había llegado al puerto de mi vida, pero he de decirles que el Corazón sabe más que uno y te guía aunque sea justificando nuestras decisiones. Conforme he acudido cada fin de semana al Master me doy cuenta de que mi historia con el reencuentro con mi Ser termina encontrado el AMOR PROPIO que hemos perdido la mayoría de los seres humanos que han olvidado la inocencia de ser honestos con ese niño que habita dentro y todo lo que le hacía sonreír, confiar y tener sed de juego.

 

He llegado a Instituto de Sueños para volverme a enamorar de mi misma y saber integrar todo mi pasado en la gratitud que me ha dado volver a la vida después de haberle pedido a mi corazón incansablemente que se encontrase, ahora que conozco un poco más de él, te saludo y te abro las puertas a la reconciliación de que se puede, de que se debe, de que se tiene y  de que se quiere cuando dices a voz alta: Dialoguemos mi Ser dentro, ahora toca SER FELIZ.

  

Natalia Isabel Ardila 

 

 

 

 

Preguntas Para Natalia Isabel

 

Puedes dejar tus preguntas para Natalia Isabel, en el formulario que aparece a continuación

 

 

 

Atención: Los campos marcados con * son obligatorios.